Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 6 (Núm. 11) (ene-jun 2023). ISSN: 2697-3626  
Disciplina de los Cuerpos versus equidad de género en instituciones educativas bachillerato  
DISCIPLINA DE LOS CUERPOS VERSUS EQUIDAD DE GÉNERO EN INSTITUCIONES EDUCATIVAS  
BACHILLERATO  
DISCIPLINE OF THE BODIES VERSUS GENDER EQUITY IN HIGH SCHOOL EDUCATIONAL  
INSTITUTIONS  
Tite-Haro María Belén 1  
2
Bonifaz-Díaz Diego Raúl  
2
Haro-Lara Aida Patricia  
1
Médico Especialista Hospital Docente Regional Ambato, Docente Universidad Técnica de Ambato,  
2
Trabajadora Social y abogada. Docente Universidad Técnica de Ambato, Facultad de Jurisprudencia y  
3
RESUMEN:  
El presente trabajo investigativo buscó identificar la razón por la cual unidades educativas ecuatorianas no han  
priorizado el cambio de uniforme, de falda a pantalón en poblaciones femeninas. Análisis que buscó vincular el  
desarrollo patriarcal de la sociedad educativa desde una perspectiva interna. Por lo que fue preciso enfocar el  
ejercicio de poder según autores como Michel Foucault. Así mismo, se tomó en cuenta los alcances de la herencia  
del machismo en definiciones sobre la normalidad y la anormalidad; estatutos que se piensa, ponen en debate  
obligaciones como las leyes de un Estado. Para sustento del argumento, fue valioso el método sintético y la  
aplicación de entrevistas en respuesta a la metodología cualitativa contemplada dentro del método inductivo. Se  
aplicaron entrevistas a una muestra determinada de dos unidades educativas del sector que años atrás se  
caracterizaron la una por ser el uno colegio femenino y el otro masculino. Pudiendo concluir en la comprensión de  
la sociedad institucional jerárquica influenciada por el machismo.  
Palabras Clave: Anormalidad, construcción social, estereotipos, género, normalidad.  
ABSTRACT:  
The present investigative work sought to identify the reason why Ecuadorian educational units have not prioritized  
the change of uniform, from skirt to pants in female populations. Analysis chat sought to link the patriarchal  
development of the educational society from an internal perspective. Therefore, it was necessary to focus on the  
exercise of power according to authors such as Michel Foucault. Likewise, the scope of the inheritance of machismo  
was taken into account in definitions of normality and abnormality; statutes that are thought, put into debate  
obligations such as the laws of a State. To support the argument, the application of interviews in response to the  
qualitative methodology contemplated within the inductive method was valuable. Interviews were applied to a  
specific sample of two educational units in the sector that years ago were characterized by one being a female school  
and the other a male one. Being able to conclude in the understanding of the hierarchical institutional society  
influenced by machismo.  
Keywords: Abnormality, social construction, stereotypes, gender, normality.  
Recibido: 05 de octubre de 2022; Aceptado: 19 de diciembre de 2022; Publicado: 09 de enero de 2023.  
85  
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 6 (Núm. 11) (ene-jun 2023). ISSN: 2697-3626  
Tite-Haro et al. (2023)  
1
. INTRODUCCIÓN  
Durante la pasada primera semana de abril  
de 2018 miembros del Ministerio de  
Educación parlamento ecuatoriano  
emitieron el ACUERDO Nro. MINEDUC-  
MINEDUC-2018-00034-A, mismo que  
La cita señalada anteriormente, muestra a la  
igualdad e inclusión social como objetivos de  
derechos que promueve el Estado con el fin  
de regular una sociedad educativa tolerante,  
equilibrada y justa en temas de identidad  
que sean objeto de diferenciación. Sin  
embargo, el contexto para el que se aplica  
y
dispone la regulación del uniforme en  
planteles públicos y privados. Anunciando  
que las estudiantes podrán usar pantalones  
en lugar de falda con el propósito de brindar  
comodidad y proteger del frío, (Editores de  
El Universo).  
esta  
acotación  
va  
estrechamente  
relacionado a promover la equidad de  
género, concluyendo en la necesidad de  
cambiar el uniforme en casos femeninos.  
La primera consideración que el Acuerdo  
toma en referencia a la Constitución de la  
República del Ecuador de 2008 para  
sustentar su exigencia establece:  
Artículo 2.- Ámbito.- Las disposiciones  
contenidas en el presente Acuerdo  
Ministerial son de cumplimiento  
obligatorio para todas las instituciones  
educativas  
públicas,  
municipales,  
Que, la Constitución de la República del  
Ecuador en sus artículos 26 y 27,  
determina que la educación es un  
derecho de las personas y un deber  
ineludible e inexcusable del Estado, que  
constituye un área prioritaria de la  
política pública, garantía de la igualdad e  
inclusión social y condición indispensable  
para el Buen Vivir. Las personas, la familia  
y la sociedad tienen el derecho y la  
responsabilidad de participar en el  
proceso educativo; (Falconí, 2018).  
fiscomisionales y particulares del Sistema  
Educativo Nacional, (Falconí, 2018).  
Este acuerdo adquiere relevancia, cuando el  
Ministerio de educación manifiesta la  
resolución de carácter ineludible. Lo que  
significa, la búsqueda de los derechos de  
género en estudiantes como un proceso  
normalizado. De donde surge las siguientes  
preguntas: Si el Estado impone reglamentos  
que normalizan el beneficio de estudiantes  
con género femenino, ¿por qué los rectores  
de planteles educativos, seleccionados de la  
86  
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 6 (Núm. 11) (ene-jun 2023). ISSN: 2697-3626  
Disciplina de los Cuerpos versus equidad de género en instituciones educativas bachillerato  
provincia de Tungurahua, Ecuador no acatan  
es resultado de la normativa y se vuelve  
sujeto de domesticación tanto física como  
psicológica.  
a la disposición? ¿Cuáles serían los discursos  
que manejan las autoridades de estos  
planteles educativos? ¿Cuál es la  
participación de la herencia, tradición y  
costumbre en el establecimiento de un  
sistema patriarcal dentro de planteles  
educativos ecuatorianos con respecto al  
tema de las faldas?  
Como explica el autor, es aquí donde  
intervienen instituciones como escuela y  
familia para dar paso al proceso de  
reivindicación. Si este ser es inmune al  
discurso del adoctrinamiento, se lo cataloga  
como anormal. Finalmente, el masturbador,  
descripción metafórica para indicar la  
capacidad del humano en función de ocultar  
una conducta normal y anormal a la vez  
(Foucault 64 - 66). Lo que deriva a un  
disimulo capaz de manipular deseos  
primarios, ideologías o comportamientos  
por temor a ser objeto de crítica según los  
parámetros subjetivos de lo correcto e  
incorrecto, a partir algún estatuto con el que  
se haya formado la sociedad. Estos tres  
componentes, constituyen al patrón descrito  
por el autor de los anormales, como método  
para comprender el desarrollo una sociedad.  
Es así como el propósito de esta  
investigación es explicar mediante método  
sintético la relación entre normalidad,  
anormalidad y construcción social de la  
feminidad; interpretando su origen desde la  
herencia, costumbre y tradición sexista que  
parte de un sistema patriarcal.  
Definiciones  
como  
normalidad  
y
anormalidad son producto del análisis  
realizado por Michel Foucault para  
comprender la relación entre juez y acusado  
dentro de una estructura de poder. En su  
literatura detalla la presencia de tres figuras:  
el monstruo humano, representación  
encarnada de quien desde una perspectiva  
judicial merece ser catalogado así por  
quebrantar las leyes tanto sociales como  
biológicas (Foucault 63); el corregible, que  
según John Acevedo en mención a Foucault  
Se hace evidente el ciclo constante entre  
antítesis que construye dicotómicamente la  
normalidad y anormalidad, la falta de alguno  
haría imposible la existencia del otro. Sin el  
masturbador, no habría quien dispusiera de  
una enmascarada razón moral o biológica  
87  
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 6 (Núm. 11) (ene-jun 2023). ISSN: 2697-3626  
Tite-Haro et al. (2023)  
subjetiva para juzgar algún individuo cuya  
integridad discursiva fuera puesta en duda,  
quien terminaría siendo un acusado social.  
Tampoco tendría lugar la figura del  
corregible, impidiendo la participación de  
otras instituciones como escuela, para  
regular la conducta.  
administran la educación desde las esferas  
gubernamentales.  
2.  
METODOLOGÍA  
(MATERIALES  
Y
MÉTODOS)  
Mediante el método sintético se realizó el  
análisis razonado de las categorías: disciplina  
de los cuerpos y equidad de género; en la  
búsqueda de la reconstrucción de  
acontecimientos de manera resumida desde  
un enfoque patriarcal.  
“Las instituciones escolares o psiquiátricas,  
con su población numerosa, su jerarquía, sus  
disposiciones espaciales, sus sistemas de  
vigilancia, constituían, junto a la familia, otra  
manera de distribuir el juego de los poderes  
y los placeres;” (Foucault, La Historia de la  
Sexualidad: 61). La cita extraída de otro de  
los libros de Foucault, muestra los alcances  
del poder en estructuras encargadas del  
adoctrinamiento. Idea que adquiere  
relevancia al describir una de las tres figuras  
que da lugar al proceso de normalización y a  
normalización.  
Cualitativamente se aplicó una entrevista a  
las dos autoridades de las unidades  
educativas seleccionadas. La guía de la  
entrevista puntualizó aspectos como:  
¿
Cuáles serían los discursos que manejan las  
autoridades de estos planteles educativos?  
Cuál es la participación de la herencia,  
¿
tradición y costumbre en el establecimiento  
de un sistema patriarcal dentro de planteles  
educativos ecuatorianos con respecto al  
tema de las faldas?  
Según Poaquiza, Haro y Quiroga (2022:28)  
Hablar de disciplina de los cuerpos implica  
hacer mención de patriarcado que en  
mención a Webster (2015) “es el término  
que describe la sociedad en la que vivimos  
caracterizada por relaciones históricas de  
poder desigual entre hombres y mujeres”.  
Esta desigualdad se ha marcado desde los  
mismos cargos de poder, es decir quienes  
3. RESULTADOS Y DISCUSIÓN  
El dogma mediante el cual las instituciones  
corrigen a los anormales o normalizan el  
incumplimiento  
MINEDUC-MINEDUC-2018-00034-A,  
sobreentiende que: Cambiar el uniforme, de  
del  
ACUERDO  
Nro.  
88  
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 6 (Núm. 11) (ene-jun 2023). ISSN: 2697-3626  
Disciplina de los Cuerpos versus equidad de género en instituciones educativas bachillerato  
falda a pantalón en caso de estudiantes  
Discusión  
diferenciados a partir del sexo, ignorando los  
conceptos actuales de género, es un acto  
que sugiere la pérdida de identidad  
femenina.  
La negación de la Otredad construye  
relaciones sociales violentas, atravesadas  
por la incertidumbre, repitiendo viejas  
formas de dominación que se reescriben en  
el presente y que dan cuenta de  
características singulares de padecimiento y  
opresión que se expresan en nuestro  
continente, vigentes hasta la actualidad  
como es la violencia de género. Término que  
no responde a nuestra realidad, sino que  
producto de luchas y conquistas por la  
consecución de derechos e igualdad  
En modo de afirmación se transcribiría a:  
Preservar la diferenciación de uniformes,  
mediante conceptos tradicionales de  
género, como mecanismo para evitar la  
pérdida de feminidad y todos los conceptos  
morales- simbólicos que surgen del mismo  
guiado por estereotipos, construcción social,  
ideología, marianismo, sexismo, tradición,  
mediante  
normativas,  
instrumentos  
costumbre,  
patriarcado,  
machismo,  
internacionales como la Convención  
Interamericana para prevenir, sancionar,  
erradicar la violencia contra la mujer (Belén  
do Pará,1994).  
marianismo, iglesia.  
Se ejerció un rol del amaestramiento  
pasando a la caracterización del monstruo  
humano. Presuntamente serían acusados  
sociales, pero deciden normar sus  
comportamientos a partir de preservar la  
idea tradicional de femineidad al estar  
vinculados a un capital social que parte de un  
sistema patriarcal sexista. Lo que permite  
interpretar a lo normal y anormal como  
calificadores no únicamente impuestos por  
una estructura de macro-poder, sino por un  
micro-poder desarrollado a partir del  
habitus.  
DESAYP (2014:8) “la violencia de género al  
igual que la violencia contra las mujeres y  
niñas tiene sus raíces de desigualdad  
histórica y estructural que han caracterizado  
las relaciones de poder entre el hombre y la  
mujer”, generando rechazo o desprecio de lo  
propio.  
Carballeda (2017:67) “El desprecio de lo  
propio, trasciende a ese Otro, se expresa en  
las artes, la arquitectura, el pensamiento, lo  
89  
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 6 (Núm. 11) (ene-jun 2023). ISSN: 2697-3626  
Tite-Haro et al. (2023)  
extranjero será mejor, entendido como  
otredad. La principal manifestación de la  
Otredad es la colonización cultural que fue  
una forma de negación. Expresado en las  
artes, la arquitectura, el pensamiento, lo  
extranjero será mejor, los modelos  
impuestos por los barones son mejores.  
generalizada y foránea. Se da un tratamiento  
a través de una normativa que ni siquiera  
considera: ¿de dónde venimos?, ¿de qué  
historia somos producto? Siendo necesario  
un análisis de las categorías, colonización,  
sistema, mundo; entre otros conceptos que  
generen mejor comprensión de la otredad.  
Así la negación se traduce en sometimiento  
y violencia. La intervención social se  
presenta como un lugar de encuentro entre  
lo micro social y lo macro social. Se sitúan  
conceptos tales como raza, clase, cuerpo,  
lenguaje y cultura otorgándoles centralidad  
desde la construcción de problemas y  
fenómenos sociales como exclusión y  
desigualdad social, ligados a la negación de  
lo Otro como violencia mediante la  
construcción de un discurso dominante que  
se apoya en el desprecio de sí mismo, la  
inseguridad y la indignidad, en este caso  
reflejado en los espacios educativos.  
Según la Ley Orgánica para Prevenir y  
Erradicar la Violencia contra las Mujeres en  
el Art. 10 referente a los tipos de violencia se  
establece que para efectos de aplicación de  
la presente Ley y sin perjuicio de lo  
establecido  
en los instrumentos  
internacionales de derechos humanos y en  
el Código Orgánico Integral Penal y la Ley, se  
consideran los siguientes tipos de violencia:  
Física, psicológica, sexual, económica y  
patrimonial, simbólica, política, gineco-  
obstétrica, aspectos relacionados con la  
otredad como búsqueda de respuestas  
mediante la construcción de las culturas que  
hicieron su lugar en la periferia. Basado  
fundamentalmente en la geo cultural sobre  
el Otro. (Asamblea, 2015).  
Wallerstein (2010: 15) “Los sistemas-mundo  
de análisis significaron antes que nada la  
sustitución de una unidad de análisis  
llamada "sistema-mundo" en vez de la  
unidad estándar de análisis, que había sido  
el estado nacional”. Aspectos como la  
violencia de género han sido trasladados a  
ser de atención del Estado en forma  
Haciendo referencia a la situación descrita  
en la introducción, el ACUERDO Nro.  
MINEDUC-MINEDUC-2018-00034-A, impone  
una ley que establece como normal unificar  
el uniforme y permitir que los estudiantes  
90  
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 6 (Núm. 11) (ene-jun 2023). ISSN: 2697-3626  
Disciplina de los Cuerpos versus equidad de género en instituciones educativas bachillerato  
anteriormente portadores de falda,  
tanto normalizar, adaptar, o higienizar,  
como educar, politizar, liberar o emancipar”  
mediante la educación inclusiva e igualitaria  
que genere crecimiento y desarrollo de la  
especie humana enjaulada en modelos  
dominantes.  
actualmente usen pantalón.  
La mencionada Ley estableció una  
construcción socio cultural sobre roles y  
valores asociados al comportamiento de los  
hombre y que aboga por que se ejerzan sin  
machismo ni supremacía de violencia hacia  
las mujeres denominado masculinidades.  
Concepto que lejos de erradicar y prevenir  
Lins (2007,p.185) mencionó a LéviStrauss,  
1980. “El desarrollo depende de una  
concepción que concibe el tiempo como una  
secuencia lineal de estadios avanzando  
manifestaciones violentas  
re victimiza  
mucho más a la mujer, especialmente ante  
la presunción de una ley demasiado  
garantista que no ha sido suficiente para  
interminablemente  
hacia  
mejores  
momentos”. Sin embargo los mejores  
momentos no son visibilizados en las  
mujeres; a pesar de ser parte de los procesos  
de formación académica, aparentemente  
igualitarios.  
propiciar igualdad en derechos  
Generándose a la vez otros interrogantes:  
será que hoy solo los barones pueden  
.
¿
utilizar pantalón como uniforme?  
En palabras de Andrade (2020:72) la  
Por consiguiente según Cruz, Álvarez y  
Cárdenas (2020:146) “El proceso social del  
conocimiento incluye, no solo la producción  
o generación del nuevo conocimiento”, sino  
además los mecanismos que se deben  
desarrollar para la efectiva difusión,  
aplicación y transferencia de los mismos.  
normalización  
es producto  
“del  
pensamiento decolonial en tanto paradigma  
trata de construir un proyecto político  
emancipador, a partir de sus supuestos  
ontológicos,  
epistemológicos  
y
metodológicos” así como la naturaleza de las  
propuestas políticas educativas encargadas  
de mantener el poder.  
Según Muñoz (2015) que mencionó a  
autores como (Matus, 1999; Healy, 2005;  
Cazzaniga et al., 2005; Thompson, 2010;  
Garrett, 2013) "Transformar ha significado  
Según Albán (2011:92) “Hemos sido  
colonizados por las narrativas de la  
exactitud” Este código vendría  
a
91  
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 6 (Núm. 11) (ene-jun 2023). ISSN: 2697-3626  
Tite-Haro et al. (2023)  
interpretarse como el manual que la escuela  
siendo institución, debería emplear para  
domesticar. En un plano predecible, el  
monstruo humano vendría a personificarse  
en los alumnos a quienes va dirigida la orden  
y de una manera indirecta a miembros del  
plantel educativo, pues estos no deberán  
pasar por la experiencia, pero si traducirla a  
una verdad teórica. No existe una población  
o individuo específico que pueda ser  
catalogado como masturbador por la  
discreción de esta clase de personaje, pero  
respondería a la descripción de estar  
inconforme con la constitución del género  
inclusivo o conservar ideas tradicionales con  
rasgos sexistas; reprimiendo creencias  
objeto a crítica para poder adoptar la  
postura de juez. Sin embargo, esta imagen  
predecible de lo que sería el patrón de  
eventos en torno al acuerdo prescrito, tomó  
un rumbo completamente diferente, donde  
los roles descritos por Foucault no fueron  
delimitados por un sistema judicial, sino uno  
concluyente de la voluntad jerárquica  
patriarcal y su concepción de la femineidad  
tradicional.  
4. CONCLUSIONES  
De esta manera los diferentes sujetos  
sociales pertenecientes al sistema educativo  
adquieren responsabilidades de poder y  
caracterizaciones a partir de un código  
aceptado e impuesto por ideologías  
provenientes de una cultura machista. Al no  
promover y por ende aceptar la normativa,  
la mayoría de rectores del sector no ejercen  
el rol de ser domesticadores. Todo lo  
contrario, llegan a personificar al monstruo  
humano  
y
por la repercusión de  
comportamiento serían objeto a un juicio  
ético, acuñando ya la identificación de seres  
anormales. De igual forma, al ejercer un  
poder institucional, condicionan a los  
individuos de eslabones más débiles a  
desarrollar sus conductas a partir de estos  
conocimientos opuestos a lo que dictamina  
la norma ecuatoriana. Mientras, que los  
otros agentes sociales involucrados directa o  
indirectamente al contexto en el que se  
desarrollan estos eventos, vendrían a ser  
catalogados como los masturbadores. Sin  
embargo, se vuelve evidente un fenómeno  
social en el cual los jueces metafóricos son  
indiferentes al desenvolvimiento de este  
proceso, y se atribuye toda la potestad a la  
unidad educativa.  
92  
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 6 (Núm. 11) (ene-jun 2023). ISSN: 2697-3626  
Disciplina de los Cuerpos versus equidad de género en instituciones educativas bachillerato  
Por lo tanto, se ve establecido un modelo en  
Carballeda, Juan. (2017). La negación de lo  
Otro como violencia. Pensamiento  
de colonial y cuestión social. En H.  
el que los rectores adquieren la potestad de  
ser domesticadores a partir de un código  
legal y biológico simbólico socialmente  
aceptado; mismo que ha sido interpretado a  
partir de estereotipos y concepciones  
sexistas producto de décadas antiguas,  
encargadas de prevalecer un sistema  
patriarcal.  
María,  
Descoloniedad  
Trabajo  
Social y  
Epistemologías  
insurgentes para la intervención en  
lo social (págs. 64-74). Mar de Plata:  
LUA.  
Cruz, Nubia, Numar Álvarez y Lenith  
Cárdenas. (2020). «Impacto de la  
investigación dentro del proceso de  
formación profesional.» Cultura,  
Educación y Sociedad 11.1, 145-160.  
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS  
DESAYP. (2014). Protocolos para la Gestión  
Judicial, Actualización y Valoración  
Pericial en casos de Violencia Contra  
la Mujer o Miembros del Núcleo  
Acevedo, John. «LA ANORMALIDAD Y LO  
ANORMAL EN LA SOCIEDAD  
DELINFOENTRETENIMIENTO COMO  
APORTE AL CAMPO DE LA  
PSICOLOGÍA CLÍNICA.» Psyconex  
Familiar.  
Ecuador:  
ESAYP.  
Convención Interamericana para  
Prevenir, Sancionar y Erradicar la  
Violencia Contra la mujer,  
(2015): 1-13. Documento Digital.  
Albán, A. (2011). Estéticas decoloniales y de  
re - existencia: entre memorias y  
cosmovisiones. En J. Julieta, La  
Arquitectura del Sentido (págs. 88-  
Editores de El Universo. (2018). Ya no es  
obligatorio el uso de faldas como  
uniforme escolar en Ecuador: El  
Universo. 6 de Abril de 2018. Artículo  
Digital.  
117). México: Universidad del Cauca  
Popayán.  
Andrade, V. (2020). La Teoría Crítica y el  
pensamiento decolonial: hacia un  
Falconí, Fander. (2018) ACUERDO Nro.  
MINEDUC-MINEDUC-2018-00034-A:  
Ministerio de Educación. Ministerio  
de Educación. Documento Digital. 17  
proyecto  
emancipatorio  
post-  
occidental. Mexicana de Ciencias  
Políticas y Sociales(238), 133-154.  
de  
Noviembre  
de  
2018.  
Asamblea, C. (2015). Ley Orgánica para  
Prevenir y Erradicar la Violencia  
contra las Mujeres. Quito, Ecuador:  
Consejo de la Judicatura.  
<https://webcache.googleuserconte  
nt.com/search?q=cache:Hy8QiIN9p  
NoJ:https://educacion.gob.ec/wp-  
content/uploads/downloads/2018/0  
4/MINEDUC-2018-00034-A-Normas-  
93  
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 6 (Núm. 11) (ene-jun 2023). ISSN: 2697-3626  
Tite-Haro et al. (2023)  
Generales-para-el-uso-de-  
uniformes-  
escolares.pdf+&cd=1&hl=es&ct=clnk  
Muñoz Arce, G. (2015). Imperialismo  
profesional  
profesional.  
Imperialismo  
Revista  
&gl=ec>.  
Latinoamericana, 421- 438.  
Foucault, Michel. (2007). La Historia de la  
Sexualidad. Mexico D.F: Siglo xxi  
editores, s.a. de c.v. Libro Digital.  
Poaquiza, Angel, Aída Haro y Malena  
Quiroga. (2022). «Patriarchy and the  
roleof academic women in the  
family.» Revista Científica y Arbitrada  
de Ciencias Sociales y Trabajo Social  
Lins, Gustavo. (2007). Poder, redes e  
ideologia en el campo del desarrollo.  
‘Tejedora’’ 5.9 (2022): 27-40. ISSN:  
697-3626.  
2
1
007. 6, Colombia: Tabula Rasa, págs.  
73-193.  
2
Los ANORMALES. (2000). Buenos Aires:  
FONDO DE CULTURA ECONÓMICA DE  
ARGENTINA S.A. Libro Digital.  
94