Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 2 (Núm. 3) (ene-jun). ISSN: 2697-3626  
Prevención de las formas de violencia intrafamiliar, causas y consecuencias en los habitantes del sector Miramar de  
Manta, Ecuador  
1
PREVENCIÓN DE LAS FORMAS DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR, CAUSAS Y CONSECUENCIAS EN  
LOS HABITANTES DEL SECTOR MIRAMAR DE MANTA, ECUADOR  
PREVENTION OF FORMS OF INTRAFAMILY VIOLENCE, CAUSES AND CONSEQUENCES IN THE  
INHABITANTS OF THE MIRAMAR SECTOR OF MANTA, ECUADOR  
1
Canseco-Montesdeoca, Eunice Carolina  
2
Rivera-Molina, Mayra Lisbeth  
3
*
Álvarez-Santana, Carmita  
1
2
Investigadora independiente. Manta, Ecuador.  
Investigadora independiente. Manta, Ecuador.  
3
Consejera del Consejo de Educación Superior, CES. Quito, Ecuador.  
*Correo: carmita.alvarez@uleam.edu.ec  
RESUMEN:  
La violencia intrafamiliar es toda acción u omisión cometida por algún integrante familiar en relación de poder, sin  
importar el espacio físico donde ocurra. Es un tema que en los últimos años ha crecido notablemente debido a la  
falta de conciencia que tienen los ciudadanos y ciudadanas sobre esta problemática que aqueja a nuestra sociedad.  
El objetivo del presente estudio es determinar las distintas fases de violencia intrafamiliar, sus causas y efectos para  
tomar alternativas que eviten las agresiones en la población de estudio. El estudio ha sido diseñado bajo el método  
descriptivo, puesto que describió las principales modalidades de formación, estructuración o cambio de un  
fenómeno, como también sus relaciones con otros. Además, se aplicaron los métodos deductivo e inductivo,  
mediante las técnicas de observación, encuesta y entrevista. Se obtuvo que el 70 % de las familias encuestadas del  
barrio Miramar de Manta, Ecuador, mencionan que conocen acerca de la violencia intrafamiliar, quizás sus  
respuestas están relacionadas con casos observados o vividos por ellos mismos.  
Palabras Claves: Violencia, familia, mujer, niños, agresor  
ABSTRACT:  
Intra-family violence is any act or omission committed by a family member in a power relationship, regardless of the  
physical space where it occurs. It is an issue that in recent years has grown notably due to the lack of awareness that  
citizens have about this problem that afflicts our society. The objective of the present study is to determine the  
different phases of domestic violence, its causes and effects, to take alternatives that prevent aggression in the study  
population. The study has been designed under the descriptive method, since it described the main modalities of  
formation, structuring or change of a phenomenon, as well as its relationships with others. In addition, deductive  
and inductive methods were applied through observation, survey and interview techniques. It was found that 70%  
of the families surveyed in the Miramar neighborhood of Manta, Ecuador, mention that they know about domestic  
violence, perhaps their responses are related to cases observed or experienced by themselves.  
Keywords: Violence, family, woman, children, aggressor  
1 1 Recibido: 05 de noviembre de 2018; Aceptado: 19 de diciembre de 2018; Publicado: 09 de enero de 2019  
2
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 2 (Núm. 3) (ene-jun). ISSN: 2697-3626  
Canseco-Montesdeoca et al. (2019)  
1. INTRODUCCIÓN  
La violencia intrafamiliar se define como  
toda acción u omisión cometida por algún  
miembro de la familia en relación de poder,  
sin importar el espacio físico donde ocurra.  
Es un tema que en los últimos años ha  
crecido notablemente debido a la falta de  
conciencia que tienen los ciudadanos y  
ciudadanas sobre esta problemática que  
aqueja a nuestra sociedad.  
hogar, pero es lamentable que para muchos  
está caracterizado por la violencia, el  
rechazo a la vida y la indiferencia,  
provocando en la víctima una baja  
autoestima  
y una aceptación de tal  
situación, viéndolo como algo normal al  
considerar que el castigo se da porque  
cometió una infracción.  
La violencia, en la mayoría de los casos, ha  
llegado a ser parte de la vida cotidiana de  
muchas personas a las cuales afecta en gran  
manera su comportamiento y el desarrollo  
de diversas actividades que deseen ejercer.  
Es decir, la violencia también es una  
conducta aprendida. La violencia puede  
manifestarse en cualquier ámbito social  
como el cultural, político, económico y el  
ámbito social doméstico.  
En estos últimos años se han venido dando  
una serie de programas y leyes en defensa  
de los derechos de los miembros de la  
familia. Sin embargo, esto no asegura el  
bienestar del hogar, por ser un problema  
social de grandes dimensiones que afecta  
sistemáticamente a importantes sectores de  
la población, especialmente a mujeres,  
niñas, niños, adolescentes, ancianos y  
ancianas. Una forma de violencia  
intrafamiliar es el abuso a la mujer por parte  
de su pareja (Segato, 2003).  
La violencia familiar tiene como base la  
cultura (el medio donde se desarrolla esta  
situación) y que incluso, engloba a los  
medios de comunicación. Este régimen de  
ideas apoya ciertas justificaciones a las  
acciones clasificadas como violencia  
intrafamiliar por el uso de estereotipos a los  
miembros de la familia (Alberdi & Matas,  
2002).  
Las manifestaciones de la violencia íntima  
también  
denominada  
"violencia  
intrafamiliar"  
o
violencia doméstica,  
incluyen la violencia física, psicológica y  
Sexual que pueden causar un daño  
irreparable que a lo largo de la vida se  
transmite de generación en generación,  
provocando desenlaces irremediables sin  
fácil solución (García et al., 2012).  
La violencia intrafamiliar es un fenómeno  
global que no respeta estatus social, ya que  
no solamente en las familias pobres se da  
esta problemática sino también en las  
familias ricas sucede lo mismo, debido a que  
está íntimamente relacionada con el alcohol  
y las drogas. A pesar de la llamada  
"liberación femenina" (que en realidad  
muchas veces ha llevado a la mujer a mayor  
esclavitud), todavía hay hombres que  
consideran a la esposa e hijos como objetos  
Es necesaria una protección legal, pero es  
urgente que nuestra sociedad adquiera  
nuevos y mejores hábitos de crianza y  
convivencia. Aún en la posibilidad de parecer  
alarmista, es menester una reeducación en  
cuanto al trato familiar llena de valores y  
amor que sirvan de soporte para el  
desempeño íntegro de los miembros del  
3
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 2 (Núm. 3) (ene-jun). ISSN: 2697-3626  
Prevención de las formas de violencia intrafamiliar, causas y consecuencias en los habitantes del sector Miramar de  
Manta, Ecuador  
de su propiedad. Por eso se creen con el  
derecho descargar sobre ellos su  
frustración o malhumor maltratándolos a su  
antojo.  
3. RESULTADOS Y DISCUSIÓN  
.1. Violencia intrafamiliar: mujeres  
a
3
víctimas  
El 70 % de las familias encuestadas de este  
barrio, mencionan que conocen acerca de la  
violencia intrafamiliar, quizás sus respuestas  
están relacionadas con casos observados o  
vividos por ellos mismos. La violencia  
intrafamiliar (violencia emocional, física y  
sexual) es un problema de salud pública a  
nivel global. La violencia de pareja, también  
llamada “maltrato de la pareja” o “maltrato  
a la esposa”, es una faceta del problema  
global de la violencia intrafamiliar. La  
violencia en la pareja existe en todas las  
El sector Miramar está ubicado al noroeste  
de Manta, en la parroquia Los Esteros. Se  
conoció que esta es una comunidad en la  
que de las casi 60 familias del sector,  
ninguna tiene escritura de los terrenos que  
ocupan. El objetivo del presente estudio es  
determinar las distintas fases de violencia  
intrafamiliar, sus causas y efectos para  
tomar alternativas que eviten las agresiones  
en la población de estudio.  
2. METODOLOGÍA  
sociedades,  
independientemente  
y
afecta  
a
de  
las mujeres,  
su nivel  
El estudio ha sido diseñado bajo el método  
descriptivo, puesto que describió las  
principales modalidades de formación,  
estructuración o cambio de un fenómeno,  
como también sus relaciones con otros.  
Además, se aplicaron los métodos deductivo  
e inductivo.  
socioeconómico, de educación, o edad. En la  
mayoría de los casos, la violencia  
intrafamiliar está dirigida contra las mujeres  
por hombres. La violencia, sea contra la  
mujer u otros miembros, afecta a todos los  
miembros de la familia.  
Las técnicas utilizadas fueron la observación,  
entrevista y encuesta.  
La figura  
1 refleja que las mujeres  
entrevistadas señalan que su relación de  
pareja es pésima con un 26,6%; apenas el  
2.1. Ubicación  
1
6,6 % dice que es excelente. Además, es  
El trabajo se realizó en el sector Miramar de  
la parroquia urbana “Los Esteros” al sur este  
de la cuidad de Manta, Manabí, Ecuador.  
importante destacar que dentro de la  
violencia intrafamiliar están considerados el  
maltrato infantil, la violencia hacia el adulto  
mayor, hacia minusválidos y entre cónyuges.  
En este último tipo de maltrato el más  
común es de parte de los hombres hacia las  
mujeres; las encuestas enmascaran otras  
formas de maltrato que pueden estar  
ocultas (Almenares-Aleaga, 1999).  
En este sector de acuerdo a datos obtenidos  
en el Municipio residen alrededor de 60  
familias y de acuerdo a los datos sobre  
denuncias por violencia intrafamiliar en la  
Comisaría de la Mujer en el año 2009  
corresponde a la parroquia Los Esteros 25  
casos. Para efectos de la investigación se ha  
elegido como muestra 30 familias afectadas.  
4
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 2 (Núm. 3) (ene-jun). ISSN: 2697-3626  
Canseco-Montesdeoca et al. (2019)  
Figura 1. Relación con la pareja  
El 63,3 % de las mujeres reconocen que han  
maltratar físicamente, la mujer lo hace  
sicológicamente. De todas maneras, el  
porcentaje es mucho mayor de parte de los  
hombres. El 60 % de las encuestadas  
reconoce que las principales secuelas de la  
vivido algún tipo de violencia de parte de sus  
esposos o parejas. Se considera que si en una  
pareja o familia, con menos de cinco años de  
convivencia, han habido al menos 3  
ocasiones de agresión, esa pareja o familia  
puede estar viviendo violencia intrafamiliar.  
Como una manera de reconocer si una  
persona es violenta, se debe identificar si la  
persona no es capaz de controlarse en una  
situación de diferencias de opinión. Si la  
persona reacciona con gritos o golpes para  
defender su postura, entonces se puede  
hablar de un agresor (Boggon, 2006).  
violencia son las lesiones físicas  
y
psicológicas. La figura 2, muestra las demás  
consecuencias de la violencia intrafamiliar.  
Lo importante de todo es saber actuar, dado  
que en todos los países existen leyes que  
protegen al maltratado y castigan al agresor  
y es importante que las personas pidan  
ayuda antes de que la violencia pueda llevar  
a la muerte. Van Weezel de la Cruz (2008)  
menciona que las lesiones es la principal  
consecuencia derivada de la violencia  
familiar.  
Tanto el hombre como la mujer son  
responsables de la violencia intrafamiliar.  
Mientras el hombre es más propenso a  
5
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 2 (Núm. 3) (ene-jun). ISSN: 2697-3626  
Prevención de las formas de violencia intrafamiliar, causas y consecuencias en los habitantes del sector Miramar de  
Manta, Ecuador  
Figura 2. Consecuencias del maltrato intrafamiliar  
Para combatir y evitar la violencia el primer  
el problema de la violencia intrafamiliar se  
encuentra sumamente arraigado en nuestra  
sociedad y los datos estadísticos revelan un  
alto número de casos, estas cifras no  
presentan la real dimensión del problema;  
pues muchos son los casos que no son  
denunciados. El temor a las amenazas del  
agresor, la dependencia económica y la  
vergüenza al “escándalo” son los principales  
factores que contribuyen a que las víctimas  
permanezcan calladas. Por su parte, Ruiz-  
Pérez et al. (2004) concluyen que la forma  
más activa que pueden tomar las mujeres  
frente a la violencia intrafamiliar son la  
separación y la denuncia, sin embargo, en la  
mayoría de los casos las mujeres optan por  
resolver la situacion mediante la  
comunicación o conversacion con su pareja.  
La figura 3 refleja los mecanismos de  
respuesta de las mujeres que sufren  
violencia familiar  
paso es identificarla y reconocerla, ya que se  
expresa de varias maneras. El 60 % de las  
parejas entrevistadas dicen que la mejor  
manera de superarla es la comunicación. Las  
víctimas más frecuentes de la violencia  
familiar son las niñas, los niños, las mujeres,  
los ancianos y las personas con desventaja  
física y económica. Enseñar a sus hijas e hijos  
a respetarse a sí mismos y si los demás.  
Tratar a sus hijas e hijos de la misma manera,  
sin diferencias. Cultivar en su familia y en  
usted, amor, respeto, cariño, confianza,  
igualdad y comunicación (Pérez, 2011).  
En lo que respecta a la respuesta de las  
mujeres víctimas de violencia en el hogar, el  
60% de las encuestadas menciona que es  
mejor hacer como si nada ha pasado para  
evitar más problemas y el 26,6% de las  
mujeres señala que es mejor olvidar. Si bien  
6
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 2 (Núm. 3) (ene-jun). ISSN: 2697-3626  
Canseco-Montesdeoca et al. (2019)  
Figura 3. Formas de responder frente a la violencia intrafamiliar  
Los niños que ven violencia en el hogar son  
Según la percepcion de las participantes, se  
incrementa el número de mujeres que  
sufren violencia al interior del hogar y, a su  
vez, también aumenta la cantidad de  
mujeres que pide ayuda profesional para  
salir de este problema; hay muchas  
personas diariamente solicitando asesoría  
legal y psicológica al verse involucradas en  
casos de maltrato familiar.  
propensos a tener muchos problemas  
emocionales y de comportamiento. Ellos  
pueden ser callados y retraídos. Pueden  
tener pesadillas. Incluso pueden culparse a  
sí mismos por lo que sus padres están  
haciendo. Otros niños pueden hacer  
rabietas, castigarse a sí mismos, y llegar a ser  
tan protectores de sus sentimientos que  
pierden la capacidad de sentir por los demás.  
Debido a la mala atmósfera en la casa, los  
niños tienen bajo rendimiento en la escuela  
De acuerdo con estadísticas, la violencia  
física acompañada de amenazas  
o
intimidación psicológica es la que se  
presenta más comúnmente. En segundo  
lugar se encuentra la violencia psicológica,  
que es la que se presenta sin que haya  
golpes, según informan las víctimas, y en  
tercer lugar, de acuerdo con la incidencia, se  
ubican las agresiones de carácter verbal.  
(
Martínez-Almodóvar et al., 2015). Esto se  
evidencia en los resultados, puesto que el 70  
de las encuestadas creen que los  
problemas afectan la estabilidad familiar.  
%
3.2. Violencia intrafamiliar: pecepción  
desde el Trabajo Social  
Se entrevistaron dos trabajadoras sociales  
que tienen experiencia en tratar casos de  
violencia intrafamiliar:  
También existe la violencia sexual como  
factor desencadenante para que se suscite la  
agresión, así como por violencia económica,  
7
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 2 (Núm. 3) (ene-jun). ISSN: 2697-3626  
Prevención de las formas de violencia intrafamiliar, causas y consecuencias en los habitantes del sector Miramar de  
Manta, Ecuador  
por asuntos legales y por alteración de la  
conducta.  
profundamente  
inconsistencia. Sucede que en una situación  
de violencia los hijos también sufren.  
descubrimos  
su  
"
El amor no debe doler. El amor implica  
confianza, protección, respeto a los gustos  
del otro, comunicación, caricias, ayudas al  
crecimiento emocional y espiritual. Consiste  
en compartir la vida con alegría, dialogar  
sobre las diferencias y preferencias, y  
respetar la integridad física, moral y  
espiritual de la persona amada".  
El crecimiento en una atmósfera de miedo,  
tensión y terror influirá negativamente en su  
desarrollo emocional y más tarde se  
manifestará en el abandono escolar, en el  
uso de drogas, en desórdenes psicológicos,  
en violencia y delincuencia.  
En muchos casos influye el factor  
económico. Soportan cuanta vejación venga,  
con tal de no perder la seguridad económica  
para sí y sus hijos. Se trata generalmente de  
mujeres con poca preparación académica,  
conscientes de que sin el marido no podrían  
vivir cómodamente.  
La violencia intrafamiliar es un fenómeno de  
ocurrencia mundial en el que las mujeres y  
los niños son los grupos más vulnerables. La  
Organización Mundial de la Salud (OMS)  
asegura que una quinta parte de las mujeres  
en el mundo es objeto de violencia en alguna  
etapa de su vida y como consecuencia de ello  
presentan altos índices de discapacidad,  
tienen doce veces más intentos de suicidio y  
altas tasas de mortalidad en comparación  
con población que no la padece.  
La mujer repetidamente abusada se  
destruye psicológicamente. Su yo, su  
identidad individual. Eso la incapacita para  
tomar las decisiones correctas. Cae en la  
ambivalencia efectiva ("¡Qué bueno es él  
cuando no me golpea!"); su autoestima  
queda por los suelos hasta creer ella misma  
que merece tales insultos y golpes.  
Las principales causas son culturales,  
machismo, abuso de poder, baja autoestima  
de las mujeres.  
Por su parte, se menciona también que a  
veces las mujeres no se separan y sufren en  
silencio por miedo a perder su seguridad  
económica y la de sus hijos. Esto sucede  
sobre todo en la mujer que no tiene  
educación. Otras veces no se separan debido  
a las amenazas de más violencia o de  
muerte, si intentan separarse. "Si le dices  
algo a la policía te mato".  
Las leyes no son suficientes, se necesita de  
programas integrales que apoyen a mujeres  
y hombres.  
Finalmente, las participantes proponen las  
siguientes recomendaciones para las  
víctimas violentadas y las autoridades  
competentes para contrasrrestar esta  
problemática que afecta a la sociedad.  
Las personas violentas lo son por  
motivos culturales, y no naturales. Las  
personas que viven en un entorno  
violento y sufren agresiones, tienen más  
Cuando se pregunta a algunas mujeres por  
qué aguantaron maltrato durante años, la  
respuesta más común es: "Por mis hijos; no  
quería que se criaran sin un padre". Parece  
una respuesta válida, pero si la analizamos  
8
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 2 (Núm. 3) (ene-jun). ISSN: 2697-3626  
Canseco-Montesdeoca et al. (2019)  
probabilidad de convertirse en agresores  
a su vez.  
El consumo de alcohol y otras drogas no  
son la causa de los malos tratos, pero al  
desinhibir al agresor, desencadenan más  
fácilmente la situación.  
Es muy importante que la persona que  
sufre violencia doméstica anote todos  
los hechos, dando datos de fechas,  
testigos, entre otros.  
Debe guardar todos los informes  
médicos de agresiones anteriores.  
Si usted sufre o ha sufrido actos de  
4
. CONCLUSIONES  
violencia física, agresión sexual  
o
psicológica, debe de hablar con  
familiares o amigos, y debe denunciarlo.  
Es importante saber que el derecho  
actual protege a las personas agredidas,  
y que puede dejar su domicilio sin que se  
considere abandono del hogar, pero  
debe presentar la demanda de  
separación o la solicitud de medidas  
provisionales al juez, antes de 30 días.  
En caso de riesgo de agresión en el  
entorno doméstico, puede solicitar al  
juez la adopción de medidas  
provisionales.  
Se debe considerar que la violencia familiar  
es un problema mundial que afecta a los  
hogares de nuestro país, de nuestra ciudad,  
es decir está entre nosotros pero es  
prevenible. La violencia intrafamiliar tiene  
factores que pueden ser intervenidos a  
tiempo de manera que puedan ser evitados.  
En vista de que se ha comprobado que la  
violencia familiar influye significativamente  
en el rendimiento académico de los  
alumnos, es conveniente implementar  
charlas educativas y la permanente consulta  
psicológica para fomentar la prevención y  
ayuda tanto psicológica como médica en los  
casos de violencia familiar. En vista que se ha  
verificado que los alumnos que sufren de  
violencia familiar en sus hogares presentan  
bajo rendimiento académico, se recomienda  
reforzar la labor pedagógica de los docentes  
y reuniones con los padres de familia para  
comprobar si existiere maltrato.  
Si teme nuevos ataques o agresiones,  
puede solicitar una orden de protección  
que, en menos de 72 horas, pondrá en  
marcha medidas cautelares contra el  
agresor y permitirá que la persona  
agredida obtenga ayuda social  
o
económica. Tiene valor durante 30 días,  
ampliable a otros 30 días. También  
puede solicitar acogida en una casa o  
centro de acogida.  
Puede denunciar tanto las agresiones  
físicas como las psíquicas.  
En caso de adultos conocedores de la  
situación de maltrato a un menor, deben  
de comunicarlo a los servicios sociales o  
policiales, o trasladar al menor a un  
hospital pediátrico para que lo ingresen  
y atiendan.  
Debido a los resultados del presente trabajo  
se recomienda gestionar denuncias por  
maltrato infantil a aquellos niños que  
presentan violencia familiar tanto física  
como psicológica para que las autoridades  
pertinentes tomen medidas adecuadas con  
los padres agresivos.  
Además, las leyes especiales contra la  
violencia deben señalar en todas sus normas  
la prevención y erradicación de la violencia  
9
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 2 (Núm. 3) (ene-jun). ISSN: 2697-3626  
Prevención de las formas de violencia intrafamiliar, causas y consecuencias en los habitantes del sector Miramar de  
Manta, Ecuador  
contra la mujer en la familia, y si bien la ley  
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS  
sola no cambia los comportamientos  
culturales, sin ella, la impunidad se  
mantiene.  
Alberdi, I., & Matas, N. (2002). La violencia  
doméstica. Informe sobre los malos  
tratos  
a
mujeres en España.  
La Educación es prioritaria en la lucha contra  
la violencia, sobre todo a nivel preventivo.  
Una medida importante podría ser imponer  
por ley la incorporación en los currículos de  
educación preescolar, primaria y media,  
contenidos dirigidos a transmitir y socializar  
a los alumnos en los valores de la igualdad,  
el respeto, la tolerancia, la solución pacífica  
de los conflictos y la preparación para la vida  
Barcelona: Fundación La Caixa.  
Almenares-Aleaga, M., Louro-Bernal, I., &  
Ortiz-Gómez,  
M.  
T.  
(1999).  
Comportamiento de la violencia  
intrafamiliar. Revista cubana de  
Medicina general Integral, 15, 285-  
2
92.  
Boggon, L. S. (2006). Violencia, agresividad y  
agresión: una diferenciación  
familiar con derechos  
y
obligaciones  
domésticas compartidas entre hombres y  
mujeres. Igualmente la incorporación del  
tema en los currículos de formación  
profesional de médicos, asistentes sociales y  
abogados.  
necesaria. In XIII Jornadas de  
Investigación y Segundo Encuentro  
de Investigadores en Psicología del  
Mercosur. Facultad de Psicología-  
Universidad de Buenos Aires.  
En años recientes, los esfuerzos para  
mejorar las leyes de la violencia basada en el  
género, han sido exitosos en Latinoamérica.  
Más específicamente, muchos países han  
planeado y confirmado un sistema legal de  
cobertura amplia para respaldar la  
legislación nacional y han promulgado una  
nueva legislación para la violencia basada en  
el género. Sin embargo, cambiar las leyes es  
sólo el primer paso, ya que los resultados de  
la reforma legislativa han demostrado que  
muchas legislaciones han sido mal  
implementadas o simplemente no se han  
implementado.  
García, A. M., Muro, A. G., Prado, J. L. T.,  
González, E. C., & Calvo, Y. N. (2012).  
Violencia  
intrafamiliar  
y
adolescencia.  
Gaceta  
medica  
espirituana, 10(2), 7.  
Martínez-Almodóvar, M. B., López-Triana, A.  
E., Díaz-Montesinos, A., & Teseiro-  
Plá, M. M. (2015). Violencia  
intrafamiliar  
y
trastornos  
psicológicos en niños y adolescentes  
del área de salud de Versalles,  
Matanzas. Médica  
Revista  
Electrónica, 37(3), 237-245.  
Pérez, M. (2011). La violencia intrafamiliar.  
Revista Jurídica. Biblioteca Virtual,  
Instituto de Investigaciones Jurídicas  
de la UNAM, Boletín Mexicano de  
Derecho Comparado.  
Finalmente, sólo las medidas sociales,  
económicas y culturales que promuevan la  
igualdad podrán erradicar definitivamente la  
violencia en la familia, pues se denota que,  
es la desigualdad de género, lo que hace a la  
mujer vulnerable a la violencia.  
10  
Revista Científica y Arbitrada de Ciencias Sociales y Trabajo Social ‘‘Tejedora’’: Vol. 2 (Núm. 3) (ene-jun). ISSN: 2697-3626  
Canseco-Montesdeoca et al. (2019)  
Ruiz-Pérez, I., Blanco-Prieto, P., & Vives-  
Segato, R. (2003). Las estructuras  
elementales de la violencia. Bernal:  
Universidad Nacional de Quilmes.  
Cases, C. (2004). Violencia contra la  
mujer en la pareja: determinantes y  
respuestas sociosanitarias. Gaceta  
sanitaria, 18, 4-12.  
Van Weezel de la Cruz, A. (2008). Lesiones y  
violencia intrafamiliar. Revista  
chilena de derecho, 35(2), 223-259.  
11