Revista Científica SAPIENTIAE. Vol 3, Num 6 (jul - dic 2020) ISSN: 2600-6030  
El juego en el desempeño ocupacional de los niños con déficit intelectual moderado.  
EL JUEGO EN EL DESEMPEÑO OCUPACIONAL DE LOS NIÑOS CON  
DÉFICIT INTELECTUAL MODERADO  
PLAY IN THE OCCUPATIONAL PERFORMANCE OF CHILDREN WITH  
MODERATE INTELLECTUAL DEFICIT  
Adela Vanessa Ozaeta Morrillo  
Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí. Manta Ecuador.  
Xiomara Caycedo Casas  
Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí. Manta Ecuador.  
RESUMEN  
El presente trabajo se realizó con el objetivo de relacionar el juego con el aprendizaje del  
niño y el impacto que tiene en su desempeño ocupacional. El cual tuvo un desarrollo en  
la Unidad Educativa especializada “Juntos Venceremos” del cantón Chone, como  
muestra participaron 15 niños con déficit intelectual moderado.  
Los instrumentos de evaluación aplicados en esta investigación para obtener un  
diagnóstico relacionado con el déficit intelectual fueron los siguientes: registro de  
observación escolar y perfil del juego del niño.  
La intervención desde terapia ocupacional es basándose en el juego como un instrumento  
terapéutico que ayuda al desarrollo de las habilidades y destrezas en niños con déficit  
intelectual moderado y que por ende mejora el desempeño ocupacional enfocándose en  
las habilidades sociales.  
Mediante juegos que sean específicamente educativos los niños se interesan por la  
actividad y mediante esta logran adquirir nuevos aprendizajes para el desenvolvimiento  
de una mejor calidad de vida siendo capaces de aprender y jugar a la vez, así no lo hacen  
individualmente y más bien lo realizan de manera colectiva, favoreciendo el trabajo en  
grupo. Por lo expuesto, las actividades e instrumentos de evaluación aplicados han sido  
cuidadosamente elegidas para los niños que presentan déficit intelectual y que estos  
Información del manuscrito:  
Fecha de recepción: 18 de mayo de 2020  
Fecha de aceptación: 07 de julio de 2020  
Fecha de publicación: 09 de julio de 2020  
2
Ozaeta-Morillo & Caycedo-Casas (2020)  
puedan ser evaluados en las aulas con el fin de mejorar el desempeño ocupacional y por  
ende las habilidades sociales.  
Palabras clave: déficit intelectual, desempeño ocupacional, juego, niños.  
ABSTRACT  
The present research was carried out with the aim of relating play to children's learning  
and the impact that it has on their occupational performance. Which had a development  
in the specialized educational unit "Together we will win" in Chone City, the sample was  
1
5 children with moderate intellectual deficit participated.  
The instruments applied in this investigation to obtain a diagnosis related to intellectual  
deficit were the following: school observation record and profile of the child's play.  
The intervention from occupational therapy is based on play as a therapeutic instrument  
that helps the development of skills in children with moderate intellectual deficit and  
therefore improves occupational performance by focusing on social skills.  
Through games that are specifically educational, children are interested in the activity and  
through this they manage to acquire new learning for the development of a better quality  
of life, being able to learn and at the same time play and they do not do it individually,  
they also do it collectively, favoring well group work. Based on the foregoing, the  
activities and assessment instruments applied have been carefully chosen for children  
with intellectual deficits, so that they can be evaluated in classrooms in order to improve  
occupational performance and therefore social skills.  
Keywords: intellectual deficit, occupational performance, play, children.  
INTRODUCCIÓN  
Hoy en día se habla de los grandes beneficios que brinda la terapia ocupacional como  
herramienta que posibilita un mayor grado de autonomía e inclusión a todas aquellas  
personas que poseen limitaciones física-motora, intelectual, sensorial, entre otros. De  
acuerdo a Peredo (2015) a nivel mundial, cerca de 785 millones de personas (15,6%)  
viven con algún tipo de discapacidad, de las cuales alrededor de un 65% se encuentran en  
los países en desarrollo y, aproximadamente, un 10% en Latinoamérica y el Caribe.  
Entre los múltiples beneficios que se han dado a través de la TO, están los relacionados a  
la discapacidad intelectual (DI), pues abordando el entorno en donde desarrollan sus  
actividades diarias e identificando su conducta social, se realiza una serie de actividades  
Revista Científica SAPIENTIAE. Vol 3, Num 6 (jul - dic 2020) ISSN: 2600-6030  
El juego en el desempeño ocupacional de los niños con déficit intelectual moderado.  
que conllevan a una mejora en la calidad de vida de la persona. En el estudio realizado  
sobre “Terapia Ocupacional y personas con discapacidad intelectual”, Dopazo (2018)  
sostiene que las personas con discapacidad intelectual suelen presentar grandes problemas  
de socialización debido a una falta de control y manejo adecuado de una conducta  
socialmente habilidosa. Esto les repercute gravemente en su vida diaria provocando  
conflictos con sus iguales e interfiriendo en sus relaciones, impidiendo la adaptación  
social.  
Gajardo (2016) señala que la intervención de terapia ocupacional (TO), puede contribuir,  
como una intervención no farmacológica, en la reducción y modulación de síntomas y en  
la potencial optimización de aspectos relacionados con la calidad de vida de la persona.  
Sin embargo, pese a existir esta herramienta se ha evidenciado el creciente número de  
personas con discapacidad, lo que conlleva a buscar medidas que propicien un mayor  
involucramiento con el entorno. La Organización Mundial de la Salud (2011) sostiene  
que el número de personas con discapacidad está creciendo. Esto es debido al  
envejecimiento de la población, caracterizado en su mayor magnitud por las tendencias  
en los problemas de salud y en los factores ambientales y de otra índole, como los  
accidentes de tráfico, las catástrofes naturales, los conflictos, los hábitos alimentarios y  
el abuso de sustancias.  
En Ecuador, existe una ley que ampara a las personas con discapacidad, tal como se  
prescribe en el artículo 1., de la Ley Orgánica de Discapacidades (2012) la cual tiene por  
objeto asegurar la prevención, detección oportuna, habilitación y rehabilitación de la  
discapacidad y garantizar la plena vigencia, difusión y ejercicio de los derechos de las  
personas con discapacidad, establecidos en la Constitución de la República, los tratados  
e instrumentos internacionales; así como, aquellos que se derivaren de leyes conexas, con  
enfoque de género, generacional e intercultural.  
En el censo del 2010, el INEC informa que en el Ecuador existen 816.000 personas que  
declaran estar en condición de discapacidad, pero el CONADIS cuenta solamente con  
3
50.777 registros, de modo que se desconocen las condiciones particulares en las que  
vive más del 50% de población con discapacidad. Así mismo, las estadísticas demuestran  
que el 17,93% del total de la población posee discapacidad intelectual.  
Siendo fundamental que se evidencien estudios que propicien metodologías o propuestas  
que conlleven a mejorar la calidad de vida de los niños con DI, ya que el objeto primordial  
de la TO es proporcionar destrezas en actividades que por limitaciones físicas o  
psicológicas no permiten el desarrollo óptimo. En este caso, mediante el juego, el cual,  
4
Ozaeta-Morillo & Caycedo-Casas (2020)  
según Puerto, Bernal, & Sánchez (2007) puede proporcionar estímulos a nivel de los  
sistemas sensoriales táctil, propioceptivo, vestibular, auditivo, visual, olfativo y gustativo,  
lo cual posibilita el desarrollo de diversas habilidades y destrezas psicomotoras,  
cognitivas, perceptivas, sensoriales y psicosociales.  
Por lo anterior, la importancia de esta investigación es conocer el impacto de la TO basada  
en el uso del juego como medio terapéutico en la Unidad Educativa Especializada “Juntos  
Venceremos” de la ciudad de Chone, la cual acoge a 113 niños con diferentes  
discapacidades, dentro de los cuales 53,91% (62) tienen déficit intelectual, un 40,87%  
(47) discapacidad física, un 1,74% discapacidad sensorial visual y un 1.74% (2) trastorno  
psíquico, debido a que predomina el déficit intelectual en dicha Unidad Educativa se ha  
evidenciado la dificultad en las habilidades sociales que afecta directamente el  
desempeño ocupacional.  
Por lo anterior, interesa determinar el impacto de la terapia ocupacional basada en el uso  
de juego como medio terapéutico en el desempeño ocupacional de niños con déficit  
intelectual moderado de la Unidad Educativa Especializada “Juntos Venceremos” de la  
ciudad de Chone. Asimismo, establecer las dificultades en las destrezas de participación  
social e intereses de los niños con déficit intelectual moderado a través del juego; evaluar  
el juego mediante el MOHO en el ámbito social e interés de los niños con déficit  
intelectual moderado; y, diseñar una propuesta basada en el uso del juego como medio  
terapéutico para un mejor desempeño ocupacional de los niños con déficit intelectual  
moderado.  
De acuerdo a Parra & Peñas (2015) el reciente Reporte Mundial de Discapacidad de la  
OMS hace un llamado respecto a la creciente prevalencia de este fenómeno en el mundo,  
con mayor tendencia en los países de menores ingresos. El Reporte calculó la prevalencia  
de la discapacidad en 15%, correspondiente a más de mil millones de personas. La  
población con discapacidad moderada o severa, de cero a catorce años de edad, fue  
estimada en 93 millones de personas.  
Figueroa, Vázquez, & Campoverde (2015) afirman que existe unos 650 millones de  
personas con discapacidad en el mundo, siete de cada 10 viven en países pobres y 82 de  
cada 100 viven por debajo del umbral de la pobreza. La quinta parte de los pobres del  
mundo tiene discapacidad. En reportes actualizados acerca del tema se plantea que las  
personas con discapacidad constituyen el 10% de la población mundial. El retraso mental  
5
Revista Científica SAPIENTIAE. Vol 3, Num 6 (jul - dic 2020) ISSN: 2600-6030  
El juego en el desempeño ocupacional de los niños con déficit intelectual moderado.  
ocupa entre el 3 y el 5% de grupo. El resto de la cifra la representan las demás  
discapacidades.  
TERAPIA OCUPACIONAL  
La terapia ocupacional es una profesión que se ocupa de la promoción de la salud y el  
bienestar a través de la ocupación, entendida esta como "el hacer del trabajo, juego o de  
las actividades de la vida cotidiana dentro de en un contexto temporal, físico o  
sociocultural que caracteriza gran parte de la vida humana”. (Martínez & Arroyo, 2016)  
La Terapia Ocupacional, tiene como objeto de estudio, el desempeño ocupacional de las  
personas y las comunidades utilizando procedimientos de acción que comprometen el  
autocuidado, el juego, el esparcimiento, la escolaridad y el trabajo como áreas esenciales  
de su ejercicio; las cuales están directamente relacionadas con el ambiente y las  
características propias de cada persona. (Puerto, Bernal & Sánchez, 2007)  
Conjunto de técnicas, métodos y actuaciones que, a través de actividades aplicadas con  
fines terapéuticos, previene y mantiene la salud, favorece la restauración de la función,  
suple las deficiencias incapacitantes y valora los supuestos del comportamiento y su  
significación profunda para conseguir las mayores independencia y reinserción posibles  
del individuo en todos sus aspectos: laboral, mental, físico y social. (Rojo, 2016)  
DISCAPACIDAD  
Según Moreno, Cortés, Cárdenas, Giraldo & Mena (2013) la discapacidad, es una  
condición resultante de la interacción entre las deficiencias que presenta una persona y  
las barreras físicas y sociales que se encuentran en su entorno, estas pueden generar  
limitaciones en la actividad y restricciones en la participación. Estas limitaciones y  
restricciones impactan de forma severa sus condiciones socioeconómicas, sus  
posibilidades de desarrollar el proyecto de vida que consideran valioso y su posibilidad  
de contribuir al desarrollo de sus familias y comunidades.  
De acuerdo a la Ley Orgánica de Discapacidades (2012) se considera persona con  
discapacidad a toda aquella que, como consecuencia de una o más deficiencias físicas,  
mentales, intelectuales o sensoriales, con independencia de la causa que la hubiera  
originado, ve restringida permanentemente su capacidad biológica, sicológica y  
asociativa para ejercer una o más actividades esenciales de la vida diaria.  
6
Ozaeta-Morillo & Caycedo-Casas (2020)  
Discapacidad Intelectual  
La discapacidad intelectual es una condición de impacto social que afecta a las personas  
que la sufren y a los sistemas en los cuales se encuentran inmersos. Actualmente la  
American Psychiatric Association (2013), a través del DSM-5 modificó el término antes  
denominado retraso mental a discapacidad intelectual, la definición incluye tres criterios  
básicos: el inicio en el periodo de desarrollo, déficit en el funcionamiento intelectual y  
déficit en el funcionamiento adaptativo; así mismo la clasificación de la DI se realiza en  
función de la gravedad que presenta la persona (leve, moderado, grave y profundo) y no  
en función del CI como se hacía anteriormente en el DSM-IV. (Vera & Ruiz, 2017)  
Para García & Ovejero (2017) la discapacidad influye en la autodeterminación, de tal  
manera que las personas con discapacidad intelectual tienen menos autodeterminación  
que las personas sin discapacidad. No obstante, algunas investigaciones señalan que las  
personas con discapacidad tienen menos oportunidades para tomar decisiones y expresar  
sus preferencias en la vida diaria.  
Según la Asociación Americana para el Retraso Mental, la discapacidad intelectual (DI)  
se refiere a limitaciones sustanciales en el funcionamiento intelectual. Se caracteriza por  
un funcionamiento intelectual bajo con respecto a la media (1). Las personas con  
discapacidad intelectual (PDI) presentan mayores tasas de obesidad (doble de la  
población general), epilepsia (25 veces más) y trastornos mentales, así como de déficits  
sensoriales, problemas de movilidad, trastornos psicóticos y dolor bucal. (San Mauro et  
al., 2016)  
La discapacidad intelectual (antes conocido como el retraso mental) es un término que se  
usa cuando una persona tiene ciertas limitaciones en su funcionamiento mental y en  
destrezas tales como aquellas de la comunicación, cuidado personal, y destrezas sociales.  
Estas limitaciones causan que el niño aprenda y se desarrolle más lentamente que un niño  
típico. Los niños con discapacidad intelectual pueden tomar más tiempo para aprender a  
hablar, caminar, y aprender las destrezas para su cuidado personal tales como vestirse o  
comer. (Centro Nacional de Diseminación de Información para Niños con  
Discapacidades, 2010)  
7