Revista Científica y Arbitrada de Psicología NUNA YACHAY. Vol. 2, Núm. 3. (ene - jun 2019)  
ISSN: 2697-3588.  
Adicción a las redes sociales y conducta suicida en los adolescentes de Montecristi  
ADICCIÓN A LAS REDES SOCIALES Y CONDUCTA SUICIDA EN LOS  
ADOLESCENTES DE MONTECRISTI  
ADDICTION TO SOCIAL NETWORKS AND SUICIDAL BEHAVIOR IN  
ADOLESCENTS FROM MONTECRISTI  
1
2
Mendoza-Palma Karen Hercilia *; Mera-Holguín Gisela Lisbeth  
1, 2  
Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, Facultad de Psicología. Manta –  
Ecuador.  
*Correo: karenmenpal96@gmail.com  
RESUMEN  
Las redes sociales son un medio de comunicación que proporcionan muchos beneficios a los  
adolescentes, frecuentemente se vuelven tan obsesivos por estar conectados que son incapaces  
de controlar su uso poniendo en peligro sus estudios, trabajos y sus relaciones familiares y  
sociales teniendo como consecuencias el ciberbullying, entre pares y el ciberacoso sexual que  
en algunas ocasiones ha llevado al intento suicida. El presente trabajo tuvo como objetivo  
caracterizar la relación existente entre la adicción a las redes sociales y el riesgo suicida en  
adolescentes de la “Unidad Educativa Fiscal 23 de Octubre” de la ciudad de Montecristi en el  
primer periodo del año lectivo 2018-2019 utilizando un enfoque de tipo correlacional y las técnicas  
que contribuyeron son el Test de adicción a las redes sociales y el Cuestionario de conducta  
suicida en adolescentes los cuales nos permitieron conocer la situación problema. La muestra  
fue de 60 adolescentes escogidos por medio de un muestreo propositivo que fueron divididos en  
grupo casos, integrado por adolescentes con bajo riesgo suicida y de control integrado por  
adolescentes con moderado riesgo suicida. Se evidenció que el grupo de control presento niveles  
bajos y nulos con relación a la adicción a las redes sociales mientras que el grupo casos presentó  
niveles medio, alto y moderado. Se concluye que la adicción a las redes sociales influye en la  
conducta suicida debido a que existen factores de riesgos comunes como son los problemas  
familiares, estrés, acoso escolar y consumo de sustancias.  
Palabras claves: adicción, redes sociales, conducta suicida, adolescentes, factores de riesgo.  
ABSTRACT  
Social networks are a means of communication that provide many benefits to adolescents, they  
often become so obsessive about being connected that they are unable to control its use,  
endangering their studies, jobs, and family and social relationships, resulting in cyberbullying.  
between peers and sexual cyberbullying that has sometimes led to suicide attempts. The  
objective of this work was to characterize the relationship between addiction to social networks  
and suicidal risk in adolescents of the "Fiscal Educational Unit October 23" of the city of  
Montecristi in the first period of the 2018-2019 school year using a A correlational approach and  
the techniques that contributed are the Social Media Addiction Test and the Suicidal Behavior  
Questionnaire in Adolescents, which allowed us to know the problem situation. The sample  
consisted of 60 adolescents chosen by means of a propositional sampling that were divided into  
case groups, composed of adolescents with low suicidal risk and a control group composed of  
adolescents with moderate suicidal risk. It was evidenced that the control group presented low  
and zero levels in relation to addiction to social networks, while the case group presented medium,  
high and moderate levels. It is concluded that addiction to social networks influences suicidal  
behavior because there are common risk factors such as family problems, stress, bullying and  
substance use.  
Keywords: addiction, social networks, suicidal behavior, adolescents, risk factors.  
2
Fecha de recepción: 05 de noviembre de 2018; Fecha de aceptación: 07 de enero de 2019; Fecha de  
publicación: 09 de enero de 2019.  
Mendoza-Palma & Mera-Holguín (2019)  
1. INTRODUCCIÓN  
El siguiente trabajo se realizó con la finalidad de caracterizar la relación existente  
entre el riesgo suicida y adicción a las redes sociales. La comunicación es la  
base fundamental de una sociedad debido a que se está en convivencia a diario,  
esta necesidad tiene su origen con los primeros seres humanos que existieron  
en el universo y en la actualidad sigue siendo de gran importancia por lo que el  
método utilizado para la misma ha ido evolucionando con los años.  
En la actualidad los jóvenes tienen una nueva herramienta para la comunicación  
como son las redes sociales, pero a su vez la utilizan para realizar sus tareas  
académicas e investigaciones. Hay que tener en cuenta que esta nueva forma  
de comunicación ha causado un gran impacto debido a que los adolescentes  
pasan su mayor parte de tiempo en las mismas, compartiendo intereses y gustos  
con las demás personas, por lo que se han vuelto indispensables en sus vidas  
creando un apego excesivo que puede provocar una adicción.  
La adicción tiene como consecuencia afectación en las siguientes áreas: social,  
personal, familiar y escolar; el vínculo afectivo que crean los adolescentes con  
las redes sociales tiene sus riesgos, bajando su autoestima e incitando la  
conducta suicida al no saber resolver sus problemas emocionales. Según la  
Dinased (2018) los casos de suicidios en la provincia de Manabí han aumentado  
en un 67% en los últimos años siendo uno de los factores predisponentes la  
influencia de las tecnologías.  
En el Ecuador un 70% de los adolescentes usan las redes sociales por lo que  
permite identificar una adicción (Generaciones Interactivas, 2011) por lo que se  
considera que debe ser investigado ya que no se encuentra ningún estudio  
realizado en la ciudad de Montecristi lo que permitió responder a las múltiples  
necesidades de una sociedad afectada por la evolución de las tecnologías, que  
se han convertido en un elemento cotidiano pero que a su vez va aumentando el  
riesgo suicida en los adolescentes.  
Por todo lo anterior se busca caracterizar las relaciones existentes entre el riego  
suicida y la adicción a las redes sociales en los adolescentes.  
3
Revista Científica y Arbitrada de Psicología NUNA YACHAY. Vol. 2, Núm. 3. (ene - jun 2019)  
ISSN: 2697-3588.  
Adicción a las redes sociales y conducta suicida en los adolescentes de Montecristi  
2. METODOLOGÍA  
Se trata de una investigación cuantitativa y diseño correlacional. Se han utilizado  
los métodos descriptivo y analítico. La muestra la conforman 60 adolescentes de  
la Unidad Educativa Fiscal 23 de Octubre del cantón Montecristi; 30  
adolescentes con riesgo moderado de conducta adictiva y 30 adolescentes con  
riesgo bajo. Dentro de los instrumentos se utilizó el Test de adicción a las redes  
sociales (ARS), y el Cuestionario para la detección de riesgo suicida en  
adolescentes.  
2.1. El riesgo del uso de las redes sociales  
Las redes sociales ofrecen una gama de posibilidades desde la comunicación  
hasta una herramienta de trabajo, pero tiene algunos riesgos, al ingresar a una  
red social se llena un formulario donde piden datos personales como son  
nombres, apellidos, dirección, teléfonos, correo, datos de familiares etc., que son  
expuestas claramente a personas desconocidas.  
Además, los usuarios publican en las redes sus sentimientos, fracasos,  
acontecimientos personales e imágenes es decir publican conscientemente la  
intimidad de su vida personal.  
2.2. Definición de adicción a las redes sociales  
“La adicción es una afición patológica que genera dependencia y resta libertad  
al ser humano al estrechar su campo de conciencia y restringir la amplitud de  
sus intereses” (Echeburua y Corral, 2009, p.52). De hecho, existen hábitos de  
conducta aparentemente inofensivos que, en determinada circunstancia, pueden  
convertirse en adictivos e interferir gravemente en la vida cotidiana de las  
personas afectadas, a nivel familiar, escolar, social o de salud.  
2.3. La Psicoeducación para el uso de las redes sociales  
Echeburua (2009), considera que, “para brindar protección y factores de  
prevención a los adolescentes a no verse envueltos a las nuevas tecnologías,  
especialmente internet o redes sociales, es necesario considerar varios factores  
para trabajar” (p.62). Los principales entes de protección son los padres y las  
4
Mendoza-Palma & Mera-Holguín (2019)  
entidades educativas ya que si se encuentra en un lugar rodeado de seguridad,  
comprensión, estabilidad y comunicación son pocas las posibilidades de  
desarrollar una adicción, por lo tanto, se debe trabajar en la autoestima y el valor  
indispensable en la vida de cada ser humano.  
2.4. Trastorno del comportamiento suicida en los adolescentes  
Para definir el trastorno del comportamiento suicida es necesario definir qué es  
el suicidio.  
Spiller (2005, p.20) considera el suicidio como “el acto consumado intencional de  
finalizar con la propia vida. Incluye todas las muertes que son resultado directo  
o indirectos de comportamiento ejecutados por la propia víctima, quien es  
consciente de la meta que desea lograr” y Nizama (2011), lo concibe como “el  
acto autoinfligido para causarse la muerte de forma voluntaria, deliberada en la  
que intervienen sucesivamente tres etapas, llamadas en conjunto procesos  
suicida: el deseo suicida, la idea y el acto suicidas en sí” (p.5). Por otro lado,  
Nazama (2011) definen la conducta suicida como “toda acción mediante la cual  
el individuo se causa una lesión, independiente de la letalidad, del método  
empleado y del conocimiento real de su intención, se produzca o no la muerte  
del individuo”.  
2.5. Mortalidad y prevalencia del suicidio en adolescentes  
En los últimos 45 años, el suicidio ha aumentado en un 60% a nivel mundial sin  
incluir las tentativas, según la OMS (2018), “cada 800,000 personas se suicidan  
cada año, a su vez por cada suicidio hay varias tentativas no consumadas,  
encontrándose en el segundo puesto de causas principales de defunción en el  
grupo etario de 15 a 29 años”.  
2.6. Diagnóstico  
Según el DSM-V los criterios diagnósticos para el trastorno del comportamiento  
suicida son:  
El individuo ha realizado un intento de suicidio en los últimos 24 meses,  
para ello hay que especificar qué tiempo ha trascurrido desde el último  
intento.  
5
Revista Científica y Arbitrada de Psicología NUNA YACHAY. Vol. 2, Núm. 3. (ene - jun 2019)  
ISSN: 2697-3588.  
Adicción a las redes sociales y conducta suicida en los adolescentes de Montecristi  
El acto no cumple criterios para la autolesión no suicida, es decir, no  
conlleva una autolesión dirigida a la superficie corporal que se realiza para  
aliviar un sentimiento estado cognitivo negativo o para conseguir un  
estado de ánimo positivo.  
El diagnóstico no se aplica a la ideación suicida o a los actos  
preparatorios.  
El acto no se inició durante un delirium o un estado de confusión.  
El acto no se llevó a cabo únicamente con un fin político o religioso.  
2.7. Adicción a las redes sociales y su relación con la conducta  
suicida  
Martínez (2017) considera que “existe una relación entre la conducta suicida y el  
internet debido que en redes sociales se da la difusión de anuncios y notas  
suicidas que incitan a los adolescentes, y en unos casos lo obligan a tener  
conductas autolíticas para pasar retos que son parte de un juego cuyo final es la  
muerte”.  
Se considera que en la actualidad las redes sociales contienen mucha  
información sobre el suicidio a tal punto que existen grupos donde enseñan cómo  
pueden provocarlo e incluso cuentan las experiencias de las personas que lo han  
intentado y no han logrado su objetivo.  
3. RESULTADOS  
3
.1. Caracterización de adicción a las redes sociales en la muestra  
estudiada  
De acuerdo con el nivel de adicción a las redes sociales que presentan la  
muestra escogida: un 25,0% con un nivel alto de adicción, un 25,0% nivel medio,  
38,3% con nivel bajo, y un 11,7% con un nivel nulo. Por lo tanto, se pudo observar  
que la mayor parte de los adolescentes tienen un problema relacionado con el  
uso excesivo de las redes sociales, un aspecto que puede incidir en ello es su  
fácil acceso.  
6
Mendoza-Palma & Mera-Holguín (2019)  
Según los resultados obtenidos en relación con la obsesión de las redes sociales  
un 15,0% presenta un nivel alto, un 31,7% nivel medio, un 35,0% nivel bajo y un  
18,3% nivel nulo. Es decir, que, aunque existe el uso de las redes sociales por  
parte de los adolescentes la mayoría refiere no tener obsesión por las mismas.  
Lo que respecta a la falta de control personal se obtuvieron los siguientes  
resultados: un 11,7% de nivel alto, un 30,0% de nivel medio, un 43,3% de nivel  
bajo y un 15,0% de nivel nulo; se observa que la mayor parte de la muestra tiende  
a controlar el uso de las redes sociales.  
En los niveles del uso excesivo de las redes sociales se obtuvieron los siguientes  
resultados: con un 26,7% nivel alto, 18,3% nivel medio, 38,3% nivel bajo y un  
16,7% de nivel nulo, por lo tanto, dentro de la muestra se puede evidenciar que  
existe una gran necesidad por estar conectado.  
Estos resultados permitieron la conformación de los dos grupos. El grupo de  
casos integrado por los sujetos de niveles altos y medio de adicción a las redes  
sociales y el grupo de control por los sujetos de niveles bajo y nulo.  
3.2. Grupo de casos  
En este grupo los valores significativos en relación con el nivel de adicción a las  
redes sociales se encuentran entre un nivel medio y alto, en relación con el uso  
excesivo a las redes sociales los ítems que están marcados con más frecuencia  
por los adolescentes son: siento gran necesidad de permanecer conectado a  
las redes sociales” (40%), “generalmente permanezco más tiempo en las redes  
sociales, del que inicialmente había destinado” (58%) “invierto mucho tiempo del  
día conectándome y desconectándome de las redes sociales” (68%)  
“permanezco mucho tiempo conectado a las redes sociales” (72%). La falta de  
control personal de los adolescentes se refleja en los siguientes ítems “me  
propongo sin éxito, controlar mis hábitos de uso prolongado e intenso de las  
redes sociales” (62%) “creo que es un problema la intensidad y la frecuencia con  
la que entro y uso la red social” (60%). La obsesión de las redes sociales  
presenta porcentajes significativos en los siguientes ítems: “aun cuando  
desarrollo otras actividades, no dejo de pensar en lo que sucede en las redes  
sociales” (63%) “mi pareja, amigo y familiares, me han llamado la atención por  
7
Revista Científica y Arbitrada de Psicología NUNA YACHAY. Vol. 2, Núm. 3. (ene - jun 2019)  
ISSN: 2697-3588.  
Adicción a las redes sociales y conducta suicida en los adolescentes de Montecristi  
mi dedicación y el tiempo que destino a las cosas de las redes sociales” (73%);  
es decir que se va incrementando la intensidad y frecuencia del uso de las redes  
sociales a pesar que los familiares le llaman la atención.  
3.3. Grupo de control  
En este grupo los niveles de adicción están entre bajo y nulo, en relación con el  
uso excesivo a las redes sociales los ítems de menos puntuación que más  
sobresalieron son: “estoy atento a las alertas que me envían desde las redes  
sociales a mi teléfono o a la computadora” (60%) “aun cuando estoy en clases  
me conecto con disimulo a las redes sociales” (60%). Los ítems que se  
relacionan con la falta de control personal de los adolescentes que se ubicaron  
en los casilleros más bajos son: “pienso en lo que puede estar pasando en las  
redes sociales” (67%) “descuido las tareas y los estudios por estar conectado a  
las redes sociales” (69%). En la obsesión por las redes sociales la puntuación  
más baja se reflejó en los siguientes ítems: “no sé qué hacer cuando quedo  
desconectado de las redes sociales” (68%) “puedo desconectarme de las redes  
por varios días” (76%); las repuestas de estos ítems tendieron a ubicarse en los  
casilleros de casi nunca y nunca reflejándose que a pesar de que los  
adolescentes se conectan a las redes esta no es de manera reiterativa a  
diferencia del grupo de casos que existe una necesidad excesiva por estar  
conectados.  
3.4. Caracterización del riesgo suicida en la muestra estudiada  
En los resultados obtenidos en el cuestionario de detección de riesgo suicida en  
adolescentes se encontraron niveles de riesgo bajo y moderado con un 50%,  
donde existen riesgos que se deben tomar en cuenta como: problemas  
familiares, consumo de sustancias y alcohol, estrés y bajo rendimiento  
académico que son los ítems más marcados en el cuestionario.  
Considerando los resultados obtenidos no fue posible la conformación de grupos  
extremos que pudiesen reflejar un contraste en cuanto a su relación con las  
redes sociales, de modo que los grupos conformados solo se diferencian en que  
8
Mendoza-Palma & Mera-Holguín (2019)  
el grupo de casos lo integran los sujetos con riesgo suicida moderado y el grupo  
de control los sujetos con bajo nivel de riesgo.  
3.5. Grupo de casos  
En este grupo se evidenció que los ítems con más frecuencia son: “¿tienes  
conflictos frecuentes con tu familia?” (67%), “¿tienes conflictos con tus  
compañeros?” (67%) “¿tus padres consumen drogas o alcohol?” (42%), “¿te  
sientes estresado?” (50%), “¿tienes dolores de cabeza, de estómago y  
ansiedad?” (58 %), “¿piensas que eres una mala persona” (57%) “¿tienes alguna  
situación familiar que te preocupe?” (57%) “¿lanza indirecta a sus familiares o  
amigos que no los volverán a ver más, nada me importa?” (55%), “¿tu  
rendimiento académico es bajo? (77%).  
Por lo que se consideran que los factores de riesgos con más frecuencia que  
incitan a los adolescentes que tomen la decisión de quitarse la vida son: los  
problemas familiares, consumo de sustancias, estrés, sentimientos de culpa,  
bajo rendimiento académico mientras que los factores de riesgos con menos  
frecuencia son el bajo intentos suicidas anteriores, abuso sexual, maltratos  
físicos y problemas sentimentales.  
3.6. Grupo de control  
Los ítems que sobresalieron en este grupo con alta frecuencia, pero con  
tendencia a resultados bajos son: “¿en tu familia ha habido algún suicidio?”  
(
92%) “¿ha tenido abuso sexual?” (92%) “¿has recibido maltrato físico?” (62%)  
¿has sufrido algún suceso de acoso?” (80%) “¿has intentado suicidarte?” (57%);  
en este grupo no se evidencian estos factores de riesgo y a pesar de que un 50%  
de los adolescentes respondieron que “han tenido problemas sentimentales no  
han tenido pensamientos de querer estar muertos, lo que sí sucede en el grupo  
de casos. En relación con el abuso sexual los datos no se obtuvieron con  
veracidad debido a que los adolescentes temen enfrentarse a esta problemática.  
3.7. Relación de la adicción a las redes sociales y la conducta suicida  
de los datos obtenidos  
9
Revista Científica y Arbitrada de Psicología NUNA YACHAY. Vol. 2, Núm. 3. (ene - jun 2019)  
ISSN: 2697-3588.  
Adicción a las redes sociales y conducta suicida en los adolescentes de Montecristi  
Los sujetos con alta adicción a las redes sociales tienen problemas familiares y  
escolares. Debido al fácil acceso al ingreso a los medios de comunicación, tienen  
una necesidad excesiva por estar en las redes sociales, incrementando el tiempo  
que inicialmente destinaban para estar conectados, aun cuando al respecto  
existe un llamado de atención por los familiares, mi pareja, o amigos, o  
familiares; me han llamado la atención por mi dedicación y el tiempo que destino  
a las cosas de las redes sociales (73%). Existe una contradicción en los  
resultados de los test aplicados en relación al rendimiento académico, “Descuido  
las tareas y estudios por estar conectados a las redes sociales” (69%) tendió a  
ubicarse en los niveles bajos, pero en el cuestionario para detección de riesgo  
suicida en adolescentes “tu rendimiento académico es bajo” (77%) tendió a  
ubicarse en el nivel más alto, por lo que habría que precisar cuál es la causa del  
bajo rendimiento.  
Una de las coincidencias que existe en los resultados del test de adicción a las  
redes sociales “me siento ansioso cuando no puedo conectarme a las redes  
sociales” (38%) y en el cuestionario de detección de riesgo suicida en  
adolescentes “tienes dolores de cabeza, estomago, ansiedad” (58%) es la  
ansiedad que presenta en los adolescentes.  
4. DISCUSIÓN  
Los resultados obtenidos en la investigación respondieron al objetivo general  
propuesto en la misma que es caracterizar la relación existente entre la adicción  
a las redes sociales y la conducta suicida de los adolescentes al presentarse un  
uso excesivo de las redes sociales y un nivel moderado de riesgo suicida en el  
grupo casos.  
Algunos autores (Buobeta, Ferreiro, Salgado y Couto, 2015) manifiestan que “el  
género femenino presenta un mayor uso problemático de internet, en otros  
estudios en adolescentes” (Casas, Ruiz, Olivares, Ortega, 2013) considera que  
“no hay diferencias con relación al género” y en este estudio tampoco hay  
relevancia debido a que los porcentajes son equitativos.  
10  
Mendoza-Palma & Mera-Holguín (2019)  
Santana (2015), en un estudio realizado en Guayaquil encontró que “los  
adolescentes prefieren pasar la mayor parte de su tiempo en las redes sociales  
sin importar dejar a un lado otras labores, un 24% de la población algunas veces  
dejaban de realizar sus actividades académicas por estar pendientes de las  
redes sociales y no existe control por parte de los padres” a lo contrario, en esta  
investigación un 69% no descuidan sus actividades académicas por estar  
pendientes de la redes sociales ya que los padres sí les llaman la atención por  
el uso excesivo de las mismas; en un 60% es decir, que estos dos estudios se  
contraponen ya que se han obtenido resultados diferentes.  
Las redes sociales si bien es cierto brindan un servicio efectivo, pero a su vez  
pueden presentar un riesgo, ya que cuando están conectados dejan de realizar  
tareas diarias por compartir fotos y conversaciones lo cual llevan a tener una falta  
de control personal. En esta investigación se encontró que un 37% de la muestra  
presenta un nivel medio en cuanto a la falta de control personal. Este resultado  
es consistente con lo expuesto por el DSM V sobre el número de horas es  
progresivo, pues a medida que encuentran satisfacción se conectan por más  
tiempo lo que puede causar adicción.  
Cuyún (2013), en su investigación encontró que “un 43% de los adolescentes  
nunca se conectan más de tres horas al día” y en este estudio los adolescentes  
sostienen que invierten mucho tiempo en conectarse y desconectarse  
sobrepasando las horas inicialmente establecidas (63%), se pudo constatar el  
incremento significativo de la horas de conexión dentro de este estudio  
actualizado, teniendo en cuenta que en la investigación donde los adolescentes  
se conectaban menos de 3 horas fue realizado hace cinco años.  
Según la Organización Mundial de la Salud, “…los factores determinantes en la  
conducta suicida son las familias violentas, abusivas y el abuso sexual” (2001,  
p.24) y partiendo que el contexto familiar es uno de los factores de riesgo de  
mayor relevancia y es uno de los componentes por lo cual se manifiesta la  
conducta suicida en algunos jóvenes, y otros autores como Valdivia (2015) y  
Cortés (2011) consideran que “el consumo de sustancias ilícitas, el bajo  
autoestima y los intentos suicidas por parte de la familia del adolescentes  
11